Según la metafísica hindú todo está hecho de sonido, y cada cosa contiene una representación simbólica de las pautas de energía que la componen; eso es el sonido "semilla" o raíz, bija mantra. La intención de estos mantras es la de poner a la persona que lo pronuncia en resonancia con el objeto cuyo sonido raíz ha invocado. De esta forma, mediante enl conocimiento de los bija mantras se obtiene un dominio sobre la esencia de las cosas, permitiendo crear, destruir o alterar de diversas maneras. Por ejemplo, cada chakra tiene su sonido raíz asociado, que según se dice, contiene toda su esencia, y por consiguiente todos los secretos del chakra.
Teniendo en cuenta que cada chakra guarda correspondencia con su elemento, resulta que los sonidos raíz proporcionan acceso a las cualidades de tal elemento:

Tierra: Mulhadara: LAM
Agua: Swadhisthana: VAM
Fuego: Manipura: RAM
Aire: Anahata: YAM
Éter: Vishuda: HAM
Ajna: OM
Sahasrara: N (nasal)

OM NAMAH SHIVAYA: Significa "en el nombre de Shiva".
Es uno de los muchos mantras que invocan nombres de divinidades.

Om namaha Shiva Om,

Om namah shivaya


¿Que es Shiva?

Shiva es nataraj-la danza del vacío y soledad- el Lahiri, el Amor, el Laya en kriya yoga. Es la verdad (swadhya), esfuerzo (tapas) y la trascendencia (Ishwara Pranidhan) del kriya yoga. El (Soledad) es el padre de nuestra sabiduría y nuestras maravillas. El es el manso consejero y mentor, que aleja con su radiante sonrisa, todas nuestras nubes de penumbra y depresión, señalándonos el fuego eterno (Kundalini), manso y preservador, dirigiéndonos hacia la integralidad del estado natural de la vida humana. En Shivadad, no existe el “yo” que experimenta y realza las expectaciones de la dualidad de la corteza cerebral. El agua no experimenta agua. Fuego no experimenta fuego. Toda determinación es distorsión y decoración y es por lo tanto, negación de la Realidad. Todas las proposiciones respecto a lo que es Shivadad (no mente) tan solo son perversiones y paradojas de la mente. La Energía Vital (Shiva) se percibe cuando la mampara proveída por imposición cultural y reflejos programados es echada por tierra, cuando los mecanismos mentales formados por nuestros adiestramientos y ocupaciones son asolados, cuando se acaban las fabricaciones generadas por nuestros temores y codicias.
Esa mutación radical es Shivadad, la cual no puede ser manifestada por la farsa inherente y la absoluta frivolidad de la mente, que se presta a todo tipo de creencias y psiquismos, con sus dimensiones ocultas y neuróticas. Shivadad es el hombre nuevo, aquel que ya no es “seguidor” o “creyente”, que va mas allá de la “creencia” o la “incredulidad”, de todo “bien” o “mal”, de lo “justo” o “desacertado”,de “aliados”o “enemigos”,de “bienaventuranza” o “contrariedad”, de “Dios” o la “Nada”. Hombre nuevo, es el portal por el cual el mismo adentra sin ninguna dependencia, sujeción, apego o apetencia. Shivadad es la regeneración de la humanidad. Mas si las identificaciones giratorias y repetitivas continúan en nuestras vidas cotidianas, entonces, al futuro de esta humanidad le espera más degeneración y destrucción. Shivadad es cordura, delicadeza y ternura paciencia y persistencia, integral e intachable.
No es despreocupación, negligencia o indolencia. Es el medio apropiado, condición proporcionada y proceso justo.
Encontrarse en Shivadad es estar solo, sin ser esto una filosofía de aislamiento o soledumbre.
Es un estado de rebeldía que no esta disponible a supuestas ideas “revolucionarias” que organizan mafias y gangsters para usurpar poder, posición, prominencia y posesiones. Shiva (Soledad) se rebela, es insumiso al sistema completo de la sociedad que promueve envidia como competencia, que anima la avaricia como consumismo, que perpetua el temor como oración, y propaga sistemas de creencias para el fanatismo y brutalidad organizada. La sociedad emplea asombroso poder no solo a nivel gubernamental, sino también a nivel monástico. Y toda búsqueda de poder es la vulgar actividad de la mente. La mente se encuentra siempre el los confines de los derechos adquiridos y conjeturas vanas y es por eso que, el poder corrompe y el poder destruye. Y, tan solo aquella mente que no pertenece a todo esto, puede entonces encontrar la soledad. (Shivadad). La Soledad no es algo que puede ser cultivada. Sencillamente, no estás, y ningún gobernador o presidente puede contactarte para invitarte a cenar. Soledad no es ambición.

El hombre ambicioso ya sea religioso u ordinario no podrá nunca conocer el amor.
Soledad es humildad.
Soledad es afecto- no agresión.
La Soledad posee la cualidad de vivir plenamente y es por eso la acción total.
Soledad es el fin de aquella ficción llamada EGO.

JAI SHIVA SHANKARA, BOM BOM HARA HARA

FELILUXOR


FE Y FELICIDAD EN LA LUZ DE ORO
FUNDACIÓN AMONRA CHILE
UNA LUZ EN VUESTRO CAMINO...

A MIS PADRES Y HERMANOS
QUE ESTÁN EN LOS CIELOS Y EN LA TIERRA.



 


 










Logo
Logo